Cómo las niñas pueden lidiar con la preadolescencia

Cómo las niñas pueden lidiar con la preadolescencia

Los años preadolescentes no son fáciles para nadie, padre o hijo. Pero los años de la preadolescencia pueden ser especialmente difíciles para las niñas.La pubertad es solo el comienzo. Antes de que su hijo se dirija a la escuela secundaria, tendrá que navegar a través de la escuela intermedia, los niños, la imagen corporal, la presión de los compañeros y mucho más. Si bien es probable que su hijo aprenda mucho a través de una clase de educación sexual, todavía necesita que le informe sobre lo que necesita saber y que le recuerden que estará allí para ayudarlo en cada paso del camino.

Índice
  1. Lidiar con ser un preadolescente
  2. La pubertad es normal
  3. Interés en citas
  4. La escuela secundaria es dura
  5. Se puede resistir la presión de grupo
  6. Recuérdeles que se diviertan
  7. no te preocupes tanto

Lidiar con ser un preadolescente

Si su hija recién comienza su adolescencia, o si tiene problemas para sobrellevar estos años volátiles, no tema. Hay consejos que puede transmitirle para ayudarla a adaptarse y prosperar para que, cuando ingrese a la escuela secundaria, esté bien encaminada para convertirse en la joven que sabía que se convertiría.

La pubertad es normal

La pubertad es natural (¡pero un poco dolorosa!). Su hija probablemente entrará en la pubertad mientras sea una preadolescente. La pubertad puede ser aterradora para una niña, y todos los cambios por los que atraviesan pueden hacer que se sientan cohibidas. Un buen libro sobre la pubertad le dará a su hija el conocimiento que necesita para superarla. Apóyala y ayúdala a solucionar cualquier desafío de la pubertad que pueda enfrentar, como tener su período en la escuela o lidiar con los cólicos menstruales.

Interés en citas

Era solo cuestión de tiempo antes de que su niña se diera cuenta de que los niños no eran tan desagradables como pensaba anteriormente. Las preadolescentes pueden volverse locas por los chicos (y/o las chicas), pero los padres son sabios al moderar toda la escena de las citas hasta que su hija sea mayor y un poco más madura. El drama que acompaña a las citas puede ser intenso y molesto, y usted quiere que su hija se concentre en lo que es realmente importante: sus calificaciones; su familia; sus amigos; y sus intereses.

Asegúrese de que su hija sepa cuál es el comportamiento apropiado y preste atención a sus comportamientos en línea. Supervise, haga preguntas y manténgase en contacto con otros padres para mantenerse informado sobre lo que sucede con los amigos y compañeros de su hijo.

La escuela secundaria es dura

Está bien, la escuela secundaria puede ser difícil. El acoso aumenta en la escuela secundaria y las chicas malas están en todas partes. Pero con un poco de planificación previa, puede ayudar a su hija a lidiar con ambos. Además, la escuela secundaria también es una oportunidad para que su hija extienda un poco sus alas. Anímela a abrazar un club, un equipo deportivo o un gobierno estudiantil.

Si no está interesada en ninguna de esas actividades escolares, podría ofrecerse para ayudar a un maestro después de la escuela o participar en una actividad extracurricular que nunca antes haya probado. Ofrezca opciones y vea dónde aterriza.

Se puede resistir la presión de grupo

Los preadolescentes soportan mucha presión de grupo. La presión para encajar, la presión para usar cierta ropa, la presión para tener citas e incluso la presión para intimidar a otros preadolescentes. Dele a su hijo la confianza que necesitará para resistir la presión negativa de sus compañeros.

Anímela a entablar amistades sanas y saber que la apoyará en los momentos difíciles. Señale cómo algunas amistades pueden ser saludables y otras no, y ofrezca la oportunidad de ampliar su círculo de amigos a través de actividades extracurriculares, campamentos de verano, la iglesia o la escuela.

Recuérdeles que se diviertan

Ser una preadolescente puede tener sus pros y sus contras. Tu hija debe saber que estos años están llenos de cambios y oportunidades. Ayúdela a explorar sus intereses y talentos, y asegúrese de tomarse el tiempo para relacionarse con su hijo en cada oportunidad. Planeen tiempo juntos y esperen eventos anuales que usted sabe que ella disfrutará, como cumpleaños, vacaciones, vacaciones de verano y más.

no te preocupes tanto

Las adolescentes se preocupan por todo. Si son o no populares, bonitos o inteligentes. Si pesan demasiado o demasiado poco. La lista sigue y sigue.

Ayudará a su hija enseñándole a poner las cosas en perspectiva y aceptar lo positivo. Eso la ayudará durante su adolescencia y más allá. Y también podría ayudarlo a manejar sus propias preocupaciones y ansiedades en los próximos años.

Mimititos utiliza solo fuentes de alta calidad, incluidos estudios revisados ​​por pares, para respaldar los hechos dentro de nuestros artículos. Lea nuestro proceso editorial para obtener más información sobre cómo verificamos los hechos y mantenemos nuestro contenido preciso, confiable y digno de confianza.

  1. Macleod S, Appleton RE. Trastornos neurológicos que se presentan principalmente en la adolescencia. Arco dis niño. 2007;92(2):170–175. doi:10.1136/adc.2005.088070

  2. Fortenberry JD. La pubertad y la sexualidad adolescente. Comportamiento hormonal. 2013;64(2):280–287. doi:10.1016/j.yhbeh.2013.03.007

  3. Muhwezi WW, Katahoire AR, Banura C, et al. Percepciones y experiencias de adolescentes, padres y administradores escolares con respecto a la comunicación entre padres y adolescentes sobre temas de salud sexual y reproductiva en zonas urbanas y rurales de Uganda. salud reproductiva. 2015;12:110. doi:10.1186/s12978-015-0099-3

  4. Subrahmanyam K, Greenfield P. La comunicación en línea y las relaciones de los adolescentes. Niño Futuro. 2008;18(1):119-46. PMID: 21338008

  5. Shetgiri R. Bullying y victimización entre los niños. Pediatría avanzada. 2013;60(1):33–51. doi:10.1016/j.yapd.2013.04.004

  6. Schaefer DR, Simpkins SD, Vest AE, Precio CD. La contribución de las actividades extracurriculares a las amistades adolescentes: nuevos conocimientos a través del análisis de redes sociales. Psicología del desarrollador. 2011;47(4):1141–1152. doi:10.1037/a0024091

  7. Muscari ME. Cuándo preocuparse por la angustia adolescente. Ayudar a los padres a distinguir la ansiedad de algo más serio. Am J Enfermeras. 1998;98(3):22-3. PMID 9536173

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cómo las niñas pueden lidiar con la preadolescencia puedes visitar la categoría Desarrollo y Educación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu valoración: Útil

Subir