Bien por ti, bien por el bebé: La vitamina C y la lactancia

¬ŅEst√° amamantando a su reci√©n llegado? Se preguntar√° si las vitaminas que est√° comiendo o con las que se complementa son buenas para su beb√©. Echemos un vistazo a una de ellas, la vitamina C, y su impacto en la lactancia.

Cuando estaba embarazada, uno de mis antojos era el satsuma, un cítrico tipo mandarina. Los devoraba por kilos.

La tienda local se acostumbró a que mi marido fuera allí cada pocos días y los comprara por cajas. No me habría sorprendido que mi bebé naciera de color naranja.

Como buena fuente de vitamina C, era un suplemento del que no tenía que preocuparme, y los antojos pronto pasaron. Sin embargo, tenía curiosidad por saber cómo habría afectado a mi bebé durante el embarazo y la lactancia.

Echemos un vistazo a los beneficios de la vitamina C y a la cantidad que debemos tener en nuestra dieta cuando amamantemos.

Vitamina C para ti y el bebé

La vitamina C, también llamada ácido ascórbico, se encuentra de forma natural en muchas fuentes de alimentos. Es lo que llamamos un antioxidante. Ayuda a proteger el cuerpo de los radicales libres, como los rayos ultravioletas del sol y los contaminantes ambientales (1).

Esta vitamina también tiene otras funciones protectoras en nuestro cuerpo, que incluyen:

  • Curaci√≥n de la herida: La vitamina C puede mejorar la curaci√≥n de las heridas y reducir la inflamaci√≥n. Ayuda a detener la cicatrizaci√≥n excesiva (2).
  • Promueve una piel sana: Juega un papel en muchas formas en lo que respecta a nuestra piel. La vitamina C est√° involucrada en la prevenci√≥n de las arrugas y la flacidez de la piel, la sequedad y la aspereza, y las manchas oscuras o el envejecimiento por la exposici√≥n al sol (3).
  • Trata y protege contra la infecci√≥n: La vitamina C puede ayudar a proteger nuestros cuerpos contra la infecci√≥n de bacterias, virus y protozoos. Esto incluye enfermedades como la neumon√≠a, el resfriado com√ļn, la malaria y la disenter√≠a amebiana (4).
  • Ayuda al cuerpo a absorber el hierro: Nuestro cuerpo necesita hierro para la producci√≥n de gl√≥bulos rojos. La vitamina C nos ayuda a absorberlo de los alimentos que comemos (5).
  • Otras enfermedades: Los efectos potencialmente beneficiosos de la vitamina C en el c√°ncer y las enfermedades cardiovasculares han sido discutidos durante a√Īos. Todav√≠a se est√° investigando para averiguar qu√© papel juega esta vitamina (6).

La vitamina C de la leche materna puede ayudar a transmitir estos beneficios a su bebé.

Cómo el cuerpo obtiene la vitamina C

Nuestros cuerpos no pueden producir esta vitamina, por lo que dependemos de obtenerla de fuentes alimenticias o suplementos.

Las frutas y las verduras verdes son buenas fuentes de vitamina C. Las frutas con alto contenido de esta vitamina incluyen las naranjas, los pomelos, las fresas, el kiwi y los tomates. En cuanto a las verduras, coma cosas como brócoli, pimientos verdes y rojos, coles de Bruselas, repollo y guisantes verdes.

La dosis diaria recomendada (RDA) para beb√©s de hasta seis meses es de 40 miligramos por d√≠a. Esto aumenta a 50 miligramos hasta un a√Īo de edad. Luego desciende a 15 miligramos hasta los tres a√Īos de edad.

Para las mujeres embarazadas, el RDA es de 85 miligramos, y para una madre lactante 120 miligramos. Si eres una madre joven de 18 a√Īos o menos, entonces el RDA es de 80 miligramos cuando est√°s embarazada y 115 miligramos cuando est√°s amamantando (7).

M√°s informaci√≥n Smiling mother showing the groceries to her baby while carrying him¬ŅQu√© alimentos debe evitar durante la lactancia?

Impacto de la insuficiencia de vitamina C

Puede que hayas oído hablar del escorbuto, el azote de los marineros en el siglo XVIII. Sir James Lind, un médico escocés que servía en la Marina Británica, experimentó y encontró que comer limones y naranjas podía curar el escorbuto (8).

No fue hasta el siglo XX que el √°cido asc√≥rbico fue reconocido como el componente activo de estos frutos que previno o cur√≥ esta enfermedad. De hecho, este descubrimiento le vali√≥ al h√ļngaro Albert Szent-Gyorgyi el Premio Nobel (9).

La deficiencia de vitamina C que es lo suficientemente grave como para causar escorbuto en los pa√≠ses desarrollados es poco frecuente, pero a√ļn puede ocurrir. Alrededor del 7,3% de las personas en los Estados Unidos y alrededor del 73,9% en el norte de la India tienen deficiencias por debajo de los niveles aceptables (10).

La deficiencia de vitamina C todav√≠a puede surgir si su dieta es limitada. Sin embargo, el escorbuto en los ni√Īos es raro, ya que tanto la leche materna como la de f√≥rmula contienen vitamina C.

Vitamina C en la leche materna

La mayoría de las madres que siguen una dieta equilibrada tendrán la cantidad adecuada de vitamina C en la leche materna para su bebé. El tipo de alimentos que las madres que amamantan deben comer incluye mucha fruta y verdura, así como alimentos con almidón, lácteos y proteínas (11).

Aunque se pueden tomar suplementos vitamínicos durante el embarazo, un estudio ha demostrado que no aumentan la cantidad de vitamina C en la leche materna. Es la dieta sola la que puede lograr esto (12).

También se cree que si se toman suplementos de vitamina C por encima de la RDA, el cuerpo regulará la cantidad de vitamina C que pasa a la leche materna (13).

Sin embargo, será diferente si tienes una deficiencia de vitamina C debido a una mala alimentación. Tomar suplementos en estas circunstancias puede duplicar o triplicar la cantidad en la leche materna (14).

Impacto del fumar en los niveles de vitamina C

Otro elemento que afecta a la absorción de la vitamina C es el tabaco. Esto puede causar niveles más bajos de vitamina C en la leche materna (15).

También se ha demostrado que los bebés de las madres que fuman tienen niveles más bajos de esta vitamina antioxidante (16).

La recomendaci√≥n para las personas que fuman es a√Īadir 35 miligramos de vitamina C por d√≠a (17).

¬ŅDemasiada vitamina C al amamantar?

El límite máximo de vitamina C es de 2.000 miligramos por día. Con la mayor parte de su suministro proveniente de su dieta, es poco probable que tenga demasiada. Sin embargo, si decides tomar suplementos en altas dosis, entonces podrías.

En lo que a ti respecta, demasiada vitamina C puede causar diarrea, vómitos, acidez estomacal, calambres estomacales y dolores de cabeza (18).

En cuanto a los efectos en el bebé, se cree que un exceso de vitamina C durante el embarazo puede causar escorbuto en el recién nacido. Esto se debe a que el hígado lo procesa demasiado rápido, eliminándolo del cuerpo. Del mismo modo, no tomar la suficiente también puede afectar negativamente a la salud de su bebé no nacido(19).

Sin embargo, ya hemos mencionado que nuestro cuerpo regula la cantidad de vitamina C que se transmite al bebé en la leche cuando se le da el pecho.

Si planea tomar dosis de vitamina C superiores a las recomendadas por cualquier motivo, hable primero con su profesional de la salud.

¬ŅLa vitamina C previene la mastitis?

La mastitis se produce cuando el tejido del seno se inflama y duele. Si no se trata, puede provocar un absceso en el seno (20).

Los antioxidantes, incluida la vitamina C, se administran a las vacas que tienen niveles bajos y est√°n lactando, para tratar y prevenir la mastitis (21).

Como la mastitis puede implicar una infección, es posible que la vitamina C pueda ayudar, ya que es eficaz para combatir las infecciones por estafilococos (22).

Algunas madres han informado anecdóticamente que toman vitamina C para la mastitis, pero no hay pruebas concluyentes de que funcione (23).

Lecturas relacionadas Mother in white holding and kissing her baby in white bed10 Causas del dolor de la lactancia y cómo tratarlas

Prevención de enfermedades alérgicas

¬ŅEs usted una madre que tiene eccema o asma y le preocupa que pueda contagiar a su beb√©? Un estudio ha demostrado que una dieta rica en vitamina C puede ayudar a reducir el riesgo de transmitir estas enfermedades al√©rgicas (24).

Este mismo estudio demostró que las madres que son sensibles a ciertos alimentos y los evitan tienen más probabilidades de tener bebés con bajos niveles de vitamina C.

Niveles de vitamina C en la leche extraída

Muchas madres se sacan la leche y la guardan en el refrigerador o el congelador. Es √ļtil tenerla cuando no se est√° f√≠sicamente disponible para amamantar al peque√Īo, o cuando el padre quiere alimentar al beb√©. ¬ŅPero qu√© sucede con los niveles de vitamina C en la leche extra√≠da?

Disminuyen aproximadamente un tercio cuando se almacenan en un refrigerador durante 24 horas o dos tercios cuando se congelan durante m√°s de un mes (25).

Por esta razón, para darle a su bebé los beneficios de la vitamina C en la leche materna almacenada, utilícela en el plazo de un día desde la nevera y un mes desde el congelador.

Hora de comer tu fruta y tu verdura

La vitamina C juega un papel importante en nuestros cuerpos. Ayuda a protegernos de infecciones e inflamaciones, así como a mejorar nuestra piel y la capacidad de curación. También nos ayuda a absorber el hierro de nuestros alimentos.

Las mejores fuentes de vitamina C están en los alimentos que comemos, como las frutas y las verduras verdes. Cuando usted está amamantando, una dieta saludable se asegurará de que su bebé obtenga la cantidad correcta de esta vitamina también. Aunque puede tomar suplementos, su cuerpo seguirá regulando la cantidad que se transmite al bebé a través de la leche.

Si tiene alguna duda sobre si está tomando suficiente o demasiada vitamina C, hable con su proveedor de atención médica.

Esperamos que hayan disfrutado de nuestra gu√≠a y la hayan encontrado informativa y √ļtil. Por favor, d√©jenos un comentario con sus pensamientos o experiencias. No olviden compartir con otras madres para que ellas tambi√©n se beneficien.

Deja un comentario