Cómo resolver los problemas o el llanto mientras se da el pecho

¬ŅTu beb√© es quisquilloso cada vez que le ofreces el pecho? ¬ŅLloran, dificultando la lactancia? Puede ser angustiante cuando su beb√© est√° irritable mientras le da el pecho.

Mi bebé siempre se ponía quisquilloso cuando se alimentaba, especialmente más tarde en el día, se agarraba pero en pocos minutos comenzaba a llorar. Las comidas tardaban una eternidad, y yo no podía entender lo que estaba mal.

Me preguntaba si era mi culpa. ¬ŅEstaba haciendo algo malo? ¬°Quiz√°s a mi beb√© no le gustaba el sabor de mi leche!

Así que investigué un poco y descubrí que hay muchas razones por las que un bebé puede estar molesto durante la lactancia. Permítame compartir mis ideas con usted y ayudarle a averiguar por qué su bebé se pone molesto en el pecho.

¬ŅCu√°l podr√≠a ser el problema?

La mitad de la batalla es descubrir por qu√© tu beb√© est√° llorando y alborotando en primer lugar. Lo √ļnico que quieres es saber que tu beb√© est√° tomando suficiente leche y prosperando. Pero es dif√≠cil estar seguro cuando se prende y se quita todo el tiempo, llorando entre medio.

Echemos un vistazo a algunas de las cosas que hay que considerar para resolver este problema.

1. El bebé no se está enganchando

Si su bebé está molesto o llora, conseguir que se agarre para alimentarse puede ser un desafío. Ya sea que esté cansado, sobre estimulado o simplemente hambriento, es poco probable que un bebé que llora se prenda.

La solución

Empiece a amamantar a su beb√© mientras est√© tranquilo y despierto, y antes de que tenga mucha hambre. Est√© atento a las primeras se√Īales de hambre, como por ejemplo, arrancar las ra√≠ces, chasquear los labios, chuparse las manos, sacar la lengua o despertarse del sue√Īo. El llanto es un signo tard√≠o de hambre.

Envolver a su bebé y sostenerlo cerca, bajar las luces o mudarse a un lugar pacífico y tranquilo, también puede ayudar.

Otra cosa que puedes intentar es apretar unas gotas de leche en tu pecho para atraer al bebé a que se agarre. El sabor y el olor de la leche podría estimularlos a alimentarse. Cambiar de posición o cambiar de pecho también puede funcionar a veces (1).

2. El flujo de leche es demasiado r√°pido o demasiado lento

Prestar atención a cuando su bebé empiece a llorar puede arrojar algo de luz sobre la razón.

Si su beb√© est√° m√°s quisquilloso por la ma√Īana, puede ser que sus pechos demasiado llenos liberen demasiada leche demasiado r√°pido. Sus pechos se han llenado de leche durante la noche y el beb√© no puede soportar esta fuerte bajada.

Por el contrario, si son más quisquillosos por las noches, tal vez la liberación de la leche es demasiado lenta y se frustran. Se impacientan esperando el flujo de leche que viene con la bajada y empiezan a llorar.

La solución para el flujo rápido de leche

Una fuerte liberaci√≥n de leche, o una bajada hiperactiva, puede hacer que su peque√Īo se ahogue, se atragante o tosa cuando se alimenta. Puede que se desprenda del pecho porque no le gusta o no puede hacer frente al flujo r√°pido. Tambi√©n podr√≠an estar tragando mucho aire con la leche y tener gases, lo que causa m√°s molestias.

Algunas de las cosas que puedes hacer para contrarrestar esto son:

  • Exprimir antes de alimentar: Bombear un poco de leche antes de la alimentaci√≥n, o extraerla a mano, puede ayudar a disminuir la velocidad del flujo. Despu√©s de que sienta la primera bajada de leche y vea que el flujo se reduce, ponga a su beb√© en su pecho.
  • Recu√©stese cuando est√© amamantando: Adoptar una posici√≥n de alimentaci√≥n relajada con su beb√© acostado encima de usted puede disminuir el flujo. Puede sujetar al beb√© y luego recostarse contra algunos cojines o almohadas. La leche fluir√° en contra de la gravedad y no caer√° por la garganta del beb√©.
  • Eructa regularmente: Cuando la leche fluye r√°pido, es probable que el beb√© trague mucho aire mientras se alimenta. Un beb√© con gases es un beb√© quisquilloso, as√≠ que eructe con regularidad, durante y despu√©s de la alimentaci√≥n.
  • Alimenta un lado a la vez: Alterne sus pechos en cada comida. De esa manera, una vez que el flujo se reduce en el pecho del que se alimenta el beb√©, pueden dejar de preocuparse.
  • T√≥mese un descanso en la alimentaci√≥n: Si su flujo es demasiado para su peque√Īo, ret√≠relo del pecho por unos segundos. Deje que el exceso de leche se filtre en una toalla y, cuando se detenga, ofr√©zcale el pecho de nuevo. Esto puede hacer que su beb√© se ponga m√°s quisquilloso durante un tiempo, pero a la larga dar√° sus frutos.

La solución para el lento flujo de leche

El beb√© tiene hambre pero tu leche no llega lo suficientemente r√°pido. S√© c√≥mo me siento cuando quiero algo de comer o beber y no puedo conseguirlo… Creo que la palabra que se usa para describirlo hoy en d√≠a es “hambre”. Bueno, ¬°los beb√©s son iguales! Pueden ponerse quisquillosos y frustrados porque no les llega la leche lo suficientemente r√°pido.

Afortunadamente, hay cosas que puedes hacer para combatir un flujo lento o un retraso en la bajada. Estas incluyen:

  • Estimular el flujo: Ya sea bombeando o extrayendo un poco de leche con la mano antes de prenderse puede iniciar su reflejo de bajada. Una vez que tenga un flujo constante, entonces podr√° poner a su beb√© en su pecho.
  • Compresa caliente: Use una toalla o compresa tibia durante unos minutos, para estimular la bajada. Col√≥quela en sus senos justo antes de cada toma.
  • Masaje: Masajear los pechos antes y durante la alimentaci√≥n puede ayudar a que la leche fluya un poco m√°s r√°pido.
  • Prueba con las compresiones de pecho: Si nota que su beb√© est√° a punto de empezar a preocuparse y puede que se le abra, apriete el pecho. Esto le proporcionar√° a su beb√© una r√°faga de leche, manteni√©ndolo activamente alimentado.
  • Ponte c√≥modo: Amamantar a un beb√© quisquilloso tambi√©n puede ser frustrante para ti. Intenta alimentarlo en una posici√≥n relajada, lejos de las distracciones. Es el momento perfecto para concentrarse en su beb√©.
  • Aseg√ļrate de que tu beb√© tome suficiente leche: Todo ese alboroto y llanto puede hacer que su peque√Īo se canse y se duerma en el pecho antes de haber comido lo suficiente. Intente estimularlo para que siga aliment√°ndose haci√©ndole cosquillas en el pie o acarici√°ndole la mejilla. Cuanto m√°s coma su beb√©, en general, m√°s leche producir√°.
  • Algunas cosas que hacer y otras que no: Cuando amamante, evite fumar y el alcohol. Adem√°s, trate de mantenerse alejado de los refrescos y el caf√©. Todo esto podr√≠a afectar su producci√≥n de leche. Aseg√ļrate de llevar una dieta equilibrada y de mantenerte hidratado tambi√©n (2).

3. El bebé está pasando por un periodo de crecimiento acelerado

Hay momentos durante el primer a√Īo de vida de un beb√© en los que pasa por etapas de crecimiento. En este momento, su peso y su longitud aumentar√°n, as√≠ como el per√≠metro de su cabeza.

Acompa√Īando a un crecimiento acelerado, su beb√© puede querer alimentarse m√°s y puede volverse quisquilloso. No es raro que un beb√© se alimente de repente hasta 18 veces en 24 horas.

Aunque una no conduce necesariamente a la otra, tiene sentido que un crecimiento acelerado y una repentina y frecuente alimentación vayan de la mano. Su bebé necesitará más leche para soportar el crecimiento repentino, y amamantarlo más aumentará naturalmente su suministro.

Durante este tiempo, los bebés también pueden volverse más quisquillosos de lo normal. Pueden parecer inquietos, pegajosos y no dormir tan bien como de costumbre.

Las rachas de crecimiento generalmente ocurren varias veces durante el primer a√Īo. Estos son en:

  • Dos semanas de edad.
  • Tres semanas de edad.
  • Seis semanas de edad.
  • Tres meses de edad.
  • Seis meses de edad.

No todos los beb√©s seguir√°n este calendario, algunos pueden tener m√°s estirones de crecimiento o pueden estar en momentos diferentes. Para algunos beb√©s, puede que no haya ning√ļn cambio en su comportamiento cuando tengan un periodo de crecimiento.

La solución

Durante este tiempo, siga el ejemplo de su bebé. Responda a sus necesidades, ya sea que se trate de más comidas, mimos adicionales o simplemente un tiempo de tranquilidad y una siesta.

Su bebé podría ponerse quisquilloso si no está produciendo toda la leche que quiere. La oferta puede tardar un día más o menos en alcanzar la demanda. Cuanto más deje que su bebé se alimente, más leche producirán sus pechos.

Puede ser que su bebé todavía parezca tener hambre después de la hora normal de comer, así que no tenga miedo de volver a amamantarse. Manténgase bien durante este tiempo manteniéndose hidratada y comiendo comidas equilibradas. Recuerde que usted no es una supermujer y deje que su familia y amigos le ayuden con los quehaceres y las compras mientras dedica su tiempo al bebé (3).

4. El bebé está pasando por una etapa de desarrollo

Su bebé está en constante desarrollo mental y aprendiendo nuevas habilidades sobre la marcha. Puede ser un poco abrumador y confuso para ellos y puede haber semanas en las que estén más quisquillosos de lo normal. A veces llamadas semanas maravilla, pueden explicar los cambios de humor de su bebé (4).

Es posible que durante estos períodos su bebé se vuelva más curioso y distraído a la hora de alimentarse. Puede que quiera alimentarse más o, por el contrario, no se quede enganchado el tiempo suficiente para una buena alimentación. Puede estar malhumorado, irritable y llorar mucho cuando intenta amamantar.

La buena noticia es que estos períodos generalmente sólo duran unos pocos días y el bebé vuelve a sus patrones de comportamiento normales. No todos los bebés encajan en el patrón de las semanas maravillosas y se desarrollan en diferentes momentos.

La solución

Alimentar al beb√© en una habitaci√≥n tranquila donde probablemente haya menos distracciones. No hay nada peor que tener una situaci√≥n en la que se agarra, luego escucha a pap√° o ve al perro y deja de alimentarse (o peor a√ļn, ¬°gira su cabeza con tu pez√≥n todav√≠a en la boca!). Tratar de que su beb√© preste atenci√≥n puede hacerlo m√°s quisquilloso y terminar en una batalla constante.

Durante estos períodos, es posible que también descubra que su bebé es más quisquilloso y quiere alimentarse más a menudo. Una vez más, siga sus indicaciones y dele el tiempo y la atención adicionales que necesita.

Lecturas Relacionadas Mother breastfeeding her baby at nightSu √ļltima gu√≠a para la lactancia materna en la noche

5. El bebé necesita eructar

Los bebés a menudo se quejan, lloran o se alejan del pecho cuando necesitan eructar. Un flujo rápido de leche puede exacerbar esto. También pueden tragar más aire cuando están nerviosos, o tragar leche más rápido de lo normal si tienen demasiada hambre.

M√°s informaci√≥n baby given medicine drops5 Los mejores reductores de gases para beb√©s (Rese√Īas de 2020)

La solución

Los bebés amamantados tienden a no necesitar eructar tan a menudo como los alimentados con biberón. Sin embargo, hay veces en que el gas puede hacerlos sentir incómodos y necesitan sacarlo.

Si su bebé está molesto, deje de alimentarlo e intente hacerlo eructar. Si le dejas seguir comiendo mientras llora, puede tomar más aire y empeorar el problema. Eventualmente, puede terminar con ellos escupiendo.

Es una buena idea hacer eructar a tu peque√Īo en mitad de la comida, aunque no parezca estar muy inc√≥modo. Intente hacerlo cuando cambie de pecho o cuando el beb√© se cierre el pez√≥n.

Otras razones para llorar durante la lactancia

Hemos examinado algunas de las principales razones por las que su bebé podría estar llorando mientras lo amamanta. Hay algunas otras cosas que pueden causar esto, incluyendo:

  • El beb√© prefiere un lado: Su suministro de leche puede ser mejor en un pecho que en el otro. Esto puede ser evidente si el beb√© s√≥lo se preocupa cuando se le alimenta de un lado.
  • Dentici√≥n: Este puede ser un momento doloroso e inc√≥modo para el beb√© y puede que se preocupen m√°s al alimentarse. Podr√≠a darse cuenta de que est√° sucediendo cuando le aprietan el pez√≥n y siente los dientes a trav√©s de las enc√≠as. Cr√©eme, no est√°n tratando de hacerte da√Īo, s√≥lo quieren aliviar su dolor (5).
  • El beb√© ha comido suficiente: Si su peque√Īo empieza a preocuparse hacia el final de la comida, esto puede ser una se√Īal de que ha tenido suficiente. Intente ofrecerle el pecho de nuevo unas cuantas veces y, si no lo quiere, siga adelante. Si ha descartado cualquier otra causa de su llanto, su peque√Īa barriga puede estar llena.
  • El beb√© quiere ser pacificado: Su peque√Īo puede estar lleno hasta el borde y s√≥lo quiere mamar, pero se frustra porque la leche sigue fluyendo. Este podr√≠a ser un buen momento para ofrecerle un dedo o un chupete para que se amamante, para calmarlo.
  • Zorzal: Esta infecci√≥n f√ļngica puede afectar a los pezones o a la boca del beb√©. Si su beb√© tiene candidiasis bucal, la alimentaci√≥n le resultar√° inc√≥moda y puede ponerse quisquilloso. Si sospecha esto, p√≥ngase en contacto con su proveedor de atenci√≥n m√©dica (6).
  • El beb√© est√° resfriado: Tratar de alimentarse y respirar al mismo tiempo no es un paseo en el parque para un peque√Īo. Se pondr√°n quisquillosos y se separar√°n mucho del pecho. Intente limpiar su nariz o pida consejo a su pediatra.
  • Sensibilidad o alergia a los alimentos: Mientras que usted podr√≠a disfrutar de un curry para la cena, su beb√© puede no hacerlo. Lo que usted come viene en la leche, y puede que no le guste el sabor o el olor. Puede que note que son m√°s quisquillosos cuando ha consumido ciertos alimentos que no les gustan o a los que son al√©rgicos (7).
  • Reflujo: Aunque no es tan com√ļn en los beb√©s amamantados, a veces la comida regresa del est√≥mago del beb√©. Esto puede hacer que lloren y se sientan inc√≥modos al alimentarse (8).Hable con el m√©dico de su beb√© si sospecha que √©sta es la causa del llanto de su beb√© en el pecho.

El resultado final

Aunque hay muchas razones por las que un bebé puede ser quisquilloso cuando se le da el pecho, hay que tener en cuenta que todos los bebés se ponen de mal humor a veces. Puede que la causa no sea la lactancia.

A veces vale la pena volver a lo b√°sico y acurrucarse piel con piel, ba√Īarse con el beb√© o salir a pasear y cambiar de aires. Cuando su beb√© est√© tranquilo y asentado, entonces intente alimentarlo de nuevo. Puede que descubra que esta es una opci√≥n m√°s exitosa.

Cada día y cada comida puede ser diferente, así que no te desanimes y piensa que la lactancia no es para ti y tu bebé. La perseverancia puede valer la pena y, una vez que identifique por qué su bebé se preocupa, podrá tener momentos de tranquilidad y de unión.

Esperamos que haya disfrutado de nuestras ideas sobre por qu√© su beb√© es quisquilloso o llora mientras le da el pecho, y que haya aprendido algunos consejos √ļtiles. Por favor, d√©janos un comentario sobre tus experiencias y comp√°rtelas con otras mam√°s para que ellas tambi√©n se beneficien.

Deja un comentario