Cómo limpiar un moisés

¿Utiliza un moisés para acostar a su recién nacido? ¿No sabe cómo mantenerlo limpio?

Hay tanta elegancia en un moisés, que hasta la misma palabra evoca imágenes de un bebé dormido envuelto en telas de felpa. Sin embargo, entre la leche, las lágrimas, el sudor y otros fluidos corporales, es fácil que su cesto de bebé albergue más gérmenes de los que usted cree.

¿Cómo se limpia un moisés para que permanezca seguro? Por suerte para ti, no es tan complicado. ¡El mantenimiento del moisés es más fácil de lo que crees!

¿Qué es un moisés?

Para limpiar un moisés, hay que conocer sus diferentes partes. Cada moisés es diferente, pero todos tienen un diseño reconocible y similar.

Un moisés es una pequeña cama para recién nacidos y suele consistir en una pequeña cesta sujeta a un soporte. Los moisés permiten a los padres mantener a su nuevo bebé cerca de su cama para facilitarle la alimentación y darle tranquilidad, sin los peligros del co-sueño.

Los fosos pueden clasificarse generalmente de tres maneras:

  • Estacionario: Estos cestos son los más tradicionales. Robustos y a menudo hechos de madera o metal, no están hechos para moverse. Se coloca un colchón dentro de la cama pequeña para que su bebé duerma sobre él.
  • Portátil: Los moisés portátiles son para las mamás que se desplazan. Algunos moisés portátiles vienen con ruedas para que puedas empujarlos fácilmente, mientras que otros están diseñados para girar de manera que no tengas que mover toda la base.
  • Balanceo: Un moisés oscilante está pensado para ayudar a calmar y confortar a tu pequeño, meciéndolo para que se duerma. Ya sea que las piernas sean más flexibles o que la cesta se pueda mover, la mayoría de los moisés móviles están más abajo en el suelo y son más pequeños para evitar el riesgo de lesiones.

Los nuevos bebés son susceptibles a los gérmenes, por lo que es importante limpiar su cesto regularmente, ¡sin importar su tipo!

Cuándo limpiar su moisés

Casi no hace falta decir que si notas acumulación o suciedad en tu cesto, debes tomarte el tiempo para darle una limpieza a fondo. Sin embargo, para asegurarse de que trata con la suciedad vista y no vista, hay algunas reglas generales a seguir.

Algunos recomiendan lavar la ropa del bebé 1 o 2 veces por semana (1). En cuanto al cuerpo de su cesto, la cantidad es considerablemente menor. Recuerde que su bebé no necesariamente entrará en contacto con el armazón, y algunos gérmenes pueden ayudarle a construir un sistema inmunológico más fuerte.

A menos que su bebé haya superado una enfermedad reciente o haya suciedad visible, es posible que no necesite hacer un esfuerzo para limpiarlo con frecuencia (2). Use su discreción.

Desmontando su moisés

Antes de limpiar un moisés, hay que desmontarlo. Para la mayoría de los moisés, esto requiere quitar la ropa de cama de la cesta y el soporte.

Cada parte de su cesto tendrá que ser limpiada de manera diferente según su material. Por ejemplo, la funda del colchón puede lavarse a máquina, el colchón a mano y el marco desempolvado.

Su cesto debería haber venido con las instrucciones de lavado y montaje. Es importante que las revise cuidadosamente antes de seguir adelante.

Punta digital

Si no puede encontrar las instrucciones originales que vinieron con su cesto, contacte con el departamento de servicio al cliente del fabricante de su cesto, o haga una búsqueda. Es posible que pueda encontrar las instrucciones en línea.

Cómo limpiar un moisés

Para asegurarse de que el cochecito de dormir de su bebé se mantenga en forma, siga estas seis sencillas instrucciones. Deben aplicarse a la mayoría de los tipos de cunas, pero compruebe las instrucciones de su marca y modelo específico si tiene alguna duda.

1. Reunir los suministros

Debería poder limpiar su cesto con algunos productos de limpieza básicos ya disponibles en su casa:

  • Un detergente suave y seguro para los niños.
  • Esponja fresca, paños y/o polvos.
  • Una botella de spray con agua caliente.
  • Un desinfectante suave.

Tener todos estos suministros a mano hará que el proceso de limpieza sea mucho más fácil. Recójalos antes de empezar.

2. Quitar la ropa de cama y las sábanas

La parte de su cesto que probablemente necesite más limpieza es la ropa de cama y las sábanas. Quítelas y sepárelas según la forma en que necesiten ser lavadas.

3. Quitar la capucha y los revestimientos

Algunos moisés vienen con capuchas o forro extra. Si es posible, quita la tela para poder lavarlas. Mantén los ojos abiertos para ver si hay lazos de tela, velcro o cremalleras. Estos son un indicador seguro de que la tela puede ser removida.

4. Lavar ropa blanca

Lave toda la ropa de cama con un detergente suave y sin perfume que sea seguro para la piel de su bebé. Siga las instrucciones de lavado o lávelas a mano si no está segura.

Asegúrese de lavar las sábanas que estén permanentemente adheridas al moisés, especialmente si entran en contacto con la piel del bebé. Puede hacerlo con bolígrafos de tratamiento de manchas o rociando agua tibia sobre un paño y frotando suavemente un poco de detergente sobre él (3).

5. Desinfectar el marco

Una vez que todos los lienzos hayan sido removidos del moisés, comiencen a desinfectar el marco. El tipo de desinfectante que utilice dependerá de la composición de su cesto. No querrás usar un desinfectante para metal en un moisés de madera o viceversa.

Si le preocupan los productos químicos que se encuentran en muchos de los productos de limpieza de hoy en día, pruebe una versión de “hágalo usted mismo”. Hay muchas recetas naturales y seguras para el bebé en Internet. Algunas son tan simples como el vinagre blanco, el agua y el aceite esencial.

Limpie todo el marco con un paño limpio. Luego, repase el marco con otro paño para asegurarse de que está seco. Esto es especialmente cierto si usas agua. ¡No quieres que ninguna parte del marco se oxide!

6. Reensamblar el moisés

Una vez que todo esté limpio y seco, vuelve a montar tu cesto. Es importante que te tomes tu tiempo, especialmente si es la primera vez que lo desmontas. Quieres asegurarte de que esté estable.

Mientras que algunos moisés son simples de armar, otros requieren más trabajo. Dado que un moisés es un lugar donde un bebé muy pequeño pasa mucho tiempo, usted quiere asegurarse de que todo esté seguro y listo para su bebé

Más información Baby lying in a bassinetSeguridad del sueño en el moisés: 3 reglas de seguridad del moisés que debes saber

¿Has limpiado tu moisés?

Esperamos que esta guía haya proporcionado algunas ideas sobre cómo limpiar un moisés correctamente y sin estrés. Con unos pocos productos domésticos y un poco de grasa, este trabajo un tanto desalentador puede ser pan comido.

¿Has limpiado antes una cuna de bebé? ¿Tiene algún producto o técnica favorita para limpiar cunas?

Comparte tu experiencia en los comentarios y dinos qué marca de cesto tienes y qué te ha funcionado.

O si conoces a padres que buscan un manual sobre el cuidado de cunas, ¡comparte este artículo con ellos!

Deja un comentario